¿Ahorrar agua es suficiente?

 
Water-Article.jpg

"Cuando tratamos de elegir algo por sí mismo, lo encontramos enganchado a todo lo demás en el Universo" (como escribió John Muir). Nunca es esto más cierto que en el mundo del agua.

Escuchamos mucho sobre el ahorro y la conservación del agua. El Objetivo de Desarrollo Sostenible 6 es "Garantizar la disponibilidad y gestión sostenible del agua" ya que "más de 2.000 millones de personas en todo el mundo viven en países con exceso de estrés hídrico, definido como la relación entre el total de agua dulce extraída y el total de recursos renovables de agua dulce por encima de umbral del 25 por ciento" (https://sustainabledevelopment.un.org/sdg6)

La agricultura es una parte clave del cumplimiento del ODS 6. La FAO estima (2016) que hasta el 69% de la extracción mundial de agua dulce se utiliza para la agricultura. Por lo tanto, parece lógico hablar de aspirar a 'ahorrar' agua en la agricultura.

Pero, ¿a qué nos referimos cuando describimos "ahorrar" agua como un objetivo en la agricultura?

En muchos casos, "ahorrar agua" se trata de reducir la cantidad de agua que un productor utiliza para el riego mientras busca mantener el mismo rendimiento. En este caso, el principal desafío para el productor es aplicar toda el agua que necesita un cultivo, justo cuando lo necesita, evitando la evaporación del suelo y la escorrentía. Esta mejora de la eficiencia a menudo se conoce como ahorro de agua, y si bien un uso más eficiente es algo bueno, debemos considerar los efectos completos para comprender los resultados y no simplemente llamar a esto una práctica sostenible por sí misma.

¿Sabemos si alguien o algo depende de ese "exceso" de agua?, por ejemplo, de la escorrentía que recarga algunas reservas de aguas subterráneas que se utilizan cauce abajo. ¿Existen impactos importantes fuera de la finca, en la comunidad y en una cuenca hidrográfica más amplia?

Hace algunos años, el Instituto Internacional de Gestión del Agua (IWMI por sus siglas en inglés) descubrió que los resultados finales no eran los que esperaban. El caso en Pakistán cuenta con un gran estudio que desafía algunos de nuestros pensamientos. Si bien los productores habían adoptado tecnologías de conservación del agua, el uso del agua había aumentado http://www.iwmi.cgiar.org/2013/12/water-savings-arent-always-what-theyre-cracked-up-to-be/ 

Hay un contexto fundamental que considerar: la existencia de suficiente agua en la cuenca de un río. Muchas de las cuencas fluviales del mundo están "agotadas" o están "agotándose", lo que significa que el agua utilizada en ellas ya excede o se acerca a la cantidad de agua renovable disponible. Si hacemos un uso más eficiente del agua, ¿estos "ahorros" hacen una diferencia real o es que simplemente no hay suficiente agua para todos, sin importar cuán eficientes seamos?

Eso no quiere decir que intentar ser más eficiente con el uso del agua no valga la pena, pero, en última instancia, la obtención de resultados sostenibles no se trata simplemente de aplicar las mejores prácticas comprobadas, o de enfocarse en el "ahorro de agua" como indicadores de éxito. Depende de la comprensión de la disponibilidad total de agua, la interdependencia del uso del agua en las cuencas hidrográficas, así como las señales y comportamientos que definen el uso del agua.

Entonces, cuando escogemos ahorrar agua como una medida de éxito, debemos ser conscientes de la situación completa y de qué otra cosa está relacionada.

 
 
Jessica Chalmers